domingo, 8 de marzo de 2009

Época de calçots


La "calçotada" es una comida que consiste en hacer los calçots: gajos de las cebollas blancas recolectados especialmente para ser comidos así, a la brasa, y mojarlos después en una salsa especial hecha con almendras, avellanas, tomate, ajos asados, pan tostado, perejil, aceite, vinagre y sal. Después de los calçots sigue una parrillada de toda clase de carnes: butifarras, costillas de cordero, ternera, cerdo, pollo, según las preferencias de los comensales. La parrillada de carne también va acompañada de alcachofas y, a veces, de habas y guisantes tiernos que pueden hacerse a la brasa (con piel y todo) o en ensalada. Donde más tradición tienen los calçots es en Valls y, en general, en el Camp de Tarragona y en la Conca de Barberà.


Esta comida tiene lugar en general al aire libre, en "colla" (grupo de amigos), aunque ahora se sirve también en casi todos los restaurantes de Cataluña, acompañada del típico babero, ya que comer calçots es todo un rito que exige habilidad y concentración si no deseas acabar "pringado" de salsa y ceniza de las brasas.






Después de esta pequeña explicación, ni que decir tiene, que ya he ido a varias este año, en restaurantes y al aire libre que son las que más me agradan.





En Borges hacemos varias con distintos grupos de amigos.

Y al caer la tarde, después de un buen café o un té, se merienda pan de pages, con tomate o con ajo y aceite, tostado en las brasas y luego se aviva el fuego y se salta la hoguera, a riesgo de que alguien, alguna vez, se chamusque un poco cierta parte del cuerpo.



4 comentarios:

Antonio dijo...

Me has puesto los dientes largos. Desde que estoy en Málaga no he ido a ninguna calçotada, aunque con mi primo y su señora, que es catalana y los hace de maravilla, hemos quedado en hacerla alguna vez. Ahora, el 26, vienen unos amigos de Barcelona. Les diré que los traigan y los prepararemos. Lo de la salsa se lo dejo a mi prima catalana.

Ya te contaré si lo hacemos.

nacho lillo dijo...

suena genial Inma qué envidia, aquí empezamos a desperezarnos con las fallas que es una auténtica locura, tengo pendiente un artículo dedicado a mi ciudad en esta época. Siento la pausa, estuve muy muy indeciso, no estaba confiando en las opciones a tomar...

Bueno al igual que Antonio la panxa me tremola

com diuen aÇí CHE QUE BÓ!!!

Sílice dijo...

Nacho, ¡qué alegría recuperarte! Ya sabes cuando quieras puedes contarme tus "indecisiones", si eso te sirve de algo...

Sílice dijo...

¡Cómelos a mi salud, Antonio! que falta me hace, tengo un constipado que no consigo deshacerme de él...
Ya me contarás.