martes, 19 de mayo de 2009

Una rama de la Poesía ha muerto...


... y yo hoy me quedé sin palabras.
(Valgan las suyas)
Pasatiempo / (Mario Benedetti)
Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.
Luego, cuando muchachos,
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque un océano
la muerte solamente
una palabra.
Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.
Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el oceáno es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.
(Ahora, tu muerte empieza a ser un poco la mía. Y a tus ochenta y ocho años, ha sido, por fin, la tuya... )

7 comentarios:

Antonio dijo...

Ya te echaba de menos. Faltaban tus escritos y comentarios. Yo también quise dejarle un recuerdo en mi blog... habían muchas ideas que compartía con él...

Un abrazo

Sílice dijo...

Es que ya sabes, Antonio, que paso mucho tiempo en Borges. Cuando estoy allí, de momento no tengo internet...

Un abrazo,

Inma

Ana Márquez dijo...

El poeta de la sencillez, nadie dijo jamás las cosas de esa forma tan simple y tan grandiosa. Descanse en paz.

Inama, Antonio, un millón de besos

Ana Márquez dijo...

"Inma", se me ha colado una "a" q no fue invitada :-)

Sílice dijo...

Jajaja, Ana, me llamas Isabel,se te cuela una "a" y me llamas Inama...¿Estás enamorada? ;-)

Señorita, si usted quiere, puede llamarme: Sílice

Besitos.

Anónimo dijo...

Bueno, nos vamos mueriendo...

Angel González, Benedetti.
Te envío un poema de Benedetti para que lo publiques en tu blog. Es...terapéutico.
Caro

Sílice dijo...

Caro, ¡qué alegría verte por aquí!
Ni siquiera sé si leíste tu tésis o aún no, recibí tu correo, pero estoy casi siempre en Borges y puedo escribir desde aquí con un "chisme" de esos que se conectan al ordenador, que no sé cómo se llama y que me pone mi marido. Pondré el poema de Benedetti y no se me olvida que quiero poner algo tuyo. A ver cuando puedo. Desde Barna te llamo y nos vemos.

Un abrazo.