jueves, 28 de mayo de 2009

No quiero besos...


Mi mente duerme serena en una duna oxidada
y mi pulso ya no late acompañado de tu aliento.
Todos tendrán que respetar el amor que siento por ti,
pero, ¿y yo...? ¿sabré hacerlo...?
No quiero besos de estaño ni invisibles
ni que se acabe el aire que respiro.
El horizonte sin ti es sólo una raya
y si está seca mi raíz, si no da ramas ni hojas,
será, quizá, porque las horas de mi vida pasan lentas
e invernales,
recordándome que siempre estás detrás
de todas mis palabras...

(Del poemario: Amayamar)

"Amayamar es un libro curioso e innovador, lleno de un lirismo especial. Vale la pena leerlo despacio, en voz alta, y profundizar en cada verso, para captar intensamente todo lo que la autora quiere comunicarnos."

Joan-Ignasi Ortuño / Periodista

5 comentarios:

Antonio dijo...

Te haces rogar, gracias por seguir colgando tu obra. Todos los días visito tu casa para ver que has cocinado y hoy me encuentro con este bonito poema...

Te mando mis besos, si no los quieres dale una larga cambiada, je, je, je... porque ya son tuyos.

Iré por Barcelona a finales de junio, del 23 al 29. Igual nos vemos.

Un abrazo

Sílice dijo...

Si te fijas bien, Antonio, los besos que no quiero son los de estaño e invisibles...Todos los demás son bienvenidos, cuantos más mejor.

¡Qué alegría si vienes! Avisa con tiempo, tenemos que vernos. Ya te escribiré por correo a ver si celebramos San Juan.
Un abrazo, y ya sabes, si no escribo más es porque estoy mucho tiempo en Borges.

Inma

Ana Márquez dijo...

Perdona el borrón, guapa, he metido una "horror" de ortografía :-) Te decía que

Es muy hermoso, y siempre admiro esos finales que parece hacer "clic" en el último verso, como el cierre de un broche dorado. Sé lo difícil q es "cerrar" bien. Gracias, Sil, besitos.

Ademar Oliveira de Lima dijo...

Estive por aqui aprendendo mais um pouco com você!! Não sou parente de Fernando de Oliveira!! Abraços Ademar! Obrigado pela visita!!

azpeitia dijo...

muy bello....azpeitia