jueves, 9 de septiembre de 2010

El flautista



El alma me suda sangre...
Tengo un presentimiento,
creo que me estoy quedando sin fuerzas
y lo que es peor, sin palabras.
Mientras tanto, el aire del ventilador me acompaña
y las hojas de la parra se mecen con la brisa,
como de costumbre.
Aún así, todo se muere de nostalgia a mi alrededor.
Sé que el final se acerca.
Casi termina el verano, es época de vendimia y el otoño asoma,
viene como un flautista de Hamelín cualquiera.
Ojalá arrastre tras de sí,
igual que a los niños y a las ratas del cuento,
la desilusión y los negros fantasmas
que hurgan en mi mente
sin darme un segundo de descanso.

Del poemario: "Cruzar el umbral

(Fotografía: Clara Rius)

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un bello toque lleno de colores nos entregas.. hermoso, que lindo encontrar las mañana con tus versos....

Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas un buen fin de semana..

Francesc Cornadó dijo...

Estimada Inma, el airecillo, la sombra de la parra, el final del verano, los colores del otoño... hay muy pocas cosas mejores que todo esto.
Todo pasa como un pensamiento fugaz y casi nada arrastra nada, y las ratas quedan pero éstas tampoco deben hurgar nada.
Me ha hecho mucha ilusión volver a leerte.

Salud.

Francesc Cornadó

Antonio dijo...

Me alegro de volver por tu casa virtual. El verano dispersa, pero el otoño vuelve a centrarnos en la realidad de la vida.
Me has recordado la sombra de mi parra y las flores de mi patio, la luz del sur y suave brisa de la noche de septiembre.
Un abrazo

Sílice dijo...

¡Gracias por tus palabras, Adolfo! Para mí sí que es lindo encontrarte por aquí...
Ya he vuelto a la radio, el miércoles pasado fue el primer día. Espero volver a contar con tus poemas para leerlos en la emisora y espero también tener un poco de tiempo para dejarte algún comentario, ya que algunas cosas que has escrito ultimamente me fascinan, aunque no haya podido decirte nada. Pero que sepas que soy tu "fan" nº 1.
Besos.

Sílice dijo...

¡Hola, Francesc!
Tú me "calas", has captado perfectamente mi estado de ánimo al escribir el poema. Ese momento ya pasó y también las vacaciones. A ver si ahora, cuando todo vuelva a la normalidad encontramos el momento de tomar un café.
Un abrazo y hasta pronto.

Sílice dijo...

Antonio, ¿sabes que mi hija estuvo unos días en Torremolinos? Yo tengo un montón de primos hermanos en Málaga y uno de los días fue a verlos. Si no hubiera sido por eso, (por la falta de tiempo) quizá hubiera podido ir a veros. Y quizá también algún día nos decidamos a ir por ahí Frederic y yo, para ver todo lo que te hice "evocar" directamente.
(Esas uvas que se ven en la parra son nuestras, así está mi porche de Borges. La foto la hizo mi nuera Clara)
Un beso y recuerdos a Loli.

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Un placer volverte a leer, Inma.El tiempo de vendimia me recuerda al mosto machacado en los pueblos.Un beso.

Terly dijo...

Me encanta verte publicando de nuevo.
El poema, como siempre, de gran calidad.
Ojala que el flautista, además de tus fantasmas, se lleve las guerras, la miseria de algunos países, el paro y tanta tristeza como nos rodea últimamente.
Espero que nos podamos ver pronto.
Un beso.

JUAN dijo...

Hola,Silice: es un placer entrar en tu blog y encontrarme con esta preciosa foto. Las uvas parecen tan vivas que dan ganas de tocarlas. Es más,siento que son ellas las que me hablan, conociendo que estamos en época de vendimias y su vida se acaba:

"El alma me suda sangre...
Tengo un presentimiento,
creo que me estoy quedando sin fuerzas
todo se muere de nostalgia a mi alrededor.
Sé que el final se acerca."

Se acabaron las vacaciones y a todos nos ha dado por expresar el sentimiento de nostalgia que nos invade. Bonito poema. Saludos.

Sílice dijo...

¡Hola, Hydro!
Qué alegría verte por aquí. ¿Verdad que ese olor del mosto es inolvidable?
No sé si sabes que volví a la radio después de las vacaciones, así que espero algún poema tuyo cuando quieras. Hay que envíarlos a: info@radiounioncatalunya.com/
Tendré mucho gusto en recibirlos, tuyos o de cualquier amigo que lo desee.
Hasta pronto y te mando un beso.

Sílice dijo...

Juanjo, tienes razón, ¡ojalá el flautista se lleve todo eso! a ese tipo de "fantasmas", entre otros, me refería al escribir el poema.
Espero que estés bien y por supuesto nos veremos pronto.
Un abrazo.

Sílice dijo...

Querido Juan, las uvas son las de mi parra y la verdad es que la foto (la hizo mi nuera) ha quedado preciosa.
Y a mí también me "hablaron" los racimos, por eso me salió este poema de aire otoñal...
¡Gracias! por tu presencia aquí en mi blog y te mando un fuerte abrazo.