jueves, 12 de agosto de 2010

Hormigas plateadas


Tengo hormigas plateadas en los dedos
que me impiden acariciar a nadie.
Sólo puedo lamer con palabras
a algunos animales que han sabido mostrarme
más afecto y comprensión
que algunas personas conocidas...

Y mientras pienso,
el barro que cubre mis mejillas, con sigilo,
se introduce dentro de mí misma
y me diluye la poca esperanza que me queda.
En mi vida nunca amanece ni anochece,
aletean a mi alrededor secretos de color ámbar
y hay huellas de jabón en las baldosas de la cocina,
olor de vacío y dolor de días perdidos en el calendario.
Sé que la piel arrugada nunca se renueva
y que el insomnio siempre es un toque de diana
en el espejo de la habitación, por la que ya sólo transita
alguna que otra oscura mancha de ilusión a medias.

(Quieren que me de cuenta de que el silencio es armónico,
pero yo sé que puede ocultarse en el hueco de la mano...)

Las palabras, a veces, son como semillas de mora
atrapadas entre muelas y, aunque molesten,
es mejor no tocarlas ni dejarlas salir al exterior.
Hay frases que pueden convertirse
en lenguaje indescifrable de otro mundo.
Y me siento hastiada, desencantada y herida
por no saber entender ni que me entiendan...
Aunque más allá, las caracolas respiren,
los limoneros lloren y bullan poemas en la cabeza
de poetas tan ilusos como yo...


Del poemario: "Cruzar el umbral"

(En un rato libre, en un día de estancia en Barcelona...)

21 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Saludos, Inma.

Otra vez llenando estos mundos virtuales con tus poemas, así me gusta. Lo echaba a faltar.

Espero que hayas descansado y regreses con energías nuevas.

Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

Hay mucha amargura. No cabe en el hueco de la mano.
Hay mucha amargura y no es armónica.

Salud

Francesc Cornadó

SKIZO dijo...

Fabuloso
boas
criações

EXPERIMENTOSENRUIDO dijo...

Sigues sonando como los angeles, vas sobradita.

Un bico, amiga.

Adolfo Payés dijo...

Cuanto tiempo sin pasar por tu blog.. que bello y gusto es leerte de nuevo..

De regreso espero ponerme al día con todos..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Terly dijo...

Tras la tristeza de estos versos, tengo la certeza de que las caracolas respirarán aires de dolor, los limoneros llorarán ácidas lágrimas de amargura y en la cabeza de poetas tan lúcidos como tú, seguirán brotando como flores en Primavera, poemas de este calibre.
Bienvenida, querida Inma.
Un beso.

Sílice dijo...

Francesc, descansar, descansar no he descansado mucho y todavía no estaré en Barna hasta primeros de septiembre. A ver si entonces tomamos ese café.
Por cierto, tienes razón la amargura ni es armónica ni cabe en el hueco de la mano, pero los "silencios" sí.
Un abrazo.

Sílice dijo...

Skizo, ¡gracias por entrar! Cuando vuelva a Barna "curiosearé" tu blog.

Un abrazo.

Sílice dijo...

¡Niño!, ¿así que has sido tú el que has "silenciado" el latido de mi mundo?
¡Caray, poeta, tú sí que vas sobrado!
(Que te leo, aunque por el tiempo casi nunca digo ná de ná)

Biquiños...

Sílice dijo...

Adolfo, yo también espero que llegue septiembre para ponerme al día en los blogs amigos. Porque, la verdad, es que se echan de menos esos estupendos escritos y sin duda tus cosas...
Un beso.

Sílice dijo...

Juanjo, ¡gracias! tú es que siempre me ves con buenos ojos. Y hablando de "ojos", espero que nos veamos pronto y que estés bien.
Un abrazo.

JUAN dijo...

Hola, mucho pesimismo en tu bello poema. Me gustan esas comparaciones como la semilla de la mora y las palabras que ofenden.
Un placer leerte. saludos.

santiago dijo...

querida amiga, largo tiempo si poder saludarte, espero que todo marche muy bien.
Como siempre es un placer leer tan hermosa poesía.
Un abrazo y un placer entrar en tu casa.

Javier dijo...

Tienes el alma llena de poesía.

Es precioso.

Abrazos

Sílice dijo...

Juan, encantada de verte por aquí, espero después de las vacaciones, coger otra vez el "ritmillo" y poder leer cosas tuyas.
Un abrazo.

Sílice dijo...

Santiago, también yo espero que te vayan bien las cosas...tus poemas ¡bellos!
En septiembre espero volver a tener más contacto contigo. Un abrazo.

Sílice dijo...

Javier, ¡qué alegría, qué alegría verte por aquí!
Ya deseo estar otra vez "trabajando" para ver tus magníficas fotos. Igual cuando me editen mi próximo poemario (aún no sé cuándo será)puedo contar con una de ellas para la portada... (jeje)
Hasta pronto, mi admiración y mi amistad.
También un abrazo.

Airun dijo...

Me gustó mucho. Gracias :)

Sílice dijo...

¡Gracias por entrar, Airun! He visto que eres de Málaga. Tengo mucha familia y buenos amigos allí.
Un abrazo.

Javier dijo...

Soy consciente de la importancia que tiene para ti la publicación de tu poemario, por lo que me produce una gran satisfacción pensar que una de mis fotos pudiese dormir entre tus poemas. Gracias

Abrazos

Sílice dijo...

Pues lo tendré en cuenta, Javier, lo tendré en cuenta.
Un beso.