viernes, 20 de noviembre de 2009

La espada de Damocles...

La vida es así. Siempre estamos pendientes de un hilo. En un segundo todo puede cambiar. Cuando uno menos lo espera el hilo se rompe. Hay cosas que no entiendo y que quizá no entienda nunca. Una persona puede morir en unos meses a causa de una enfermedad inesperada y grave. Otra se salva de morir arrollada por un camión, sale ilesa del atropello... Esa es la cosa. El destino? El azar? Dios? ¿Quién o qué marca esas pautas?
Preguntas, preguntas, preguntas sin respuestas. Aunque a pesar de todo hay que tener esperanza y seguir viviendo. ¡La vida es bella!
¿La vida es bella...?
Y quizá alguno de vosotros, si leéis esto, os preguntaréis: ¿Y eso a qué viene? Pues es muy fácil, simplemente son "cosas mías".


Al final

Al final de los tiempos no sabremos nada nuevo.
Los huesos seguirán siendo viejos,
las arrugas aún más profundas.

No busques calor a través de mi piel,
sigo disfrazada de colores marchitos.
Lo estaré siempre.
Y tú nunca sabrás si te amé,
no lo recordarás ni por encima del dolor
ni por debajo de la lujuria.

A pesar de todo, en un breve instante,
el recuerdo, a ti y a mí,
nos llenará los ojos de ceniza...

(Del poemario: Amayamar)

36 comentarios:

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Celebro que "tus cosas",sean las mías.Un saludo

Antonio dijo...

La vida implica una carrera de obstáculos, a veces insalvables, que nos llevará al final de los tiempos, donde no sabemos que sabremos...
Un beso

Irlanda dijo...

Yo creo en el destino y ya esta, facil y sencillo no más.

Tambien son mis cosas, y asi lo decido.

Genial los versos, tristes, abatidos, pero con sentimiento.

Un petonet

Sílice dijo...

¡Gracias, hydro! Siempre es un gozo tener personas "afines".
Te leo y me gusta.

Sílice dijo...

Exacto, Antonio, pues como dijo el sabio: "Sólo sé que no sé nada..."

Un abrazo.

Sílice dijo...

Irlanda, gracias por entrar y leerme.
¿Eres catalana? ¿No vivirás en Barcelona, por casualidad?
Lo digo por lo de "petonet"
Por falta de tiempo no había entrado en tu blog, pero ahora voy a hacerlo.

Un abrazo.

Dragon de Azucar dijo...

Lo mejor para cuando estamos entre la espada y la pared, es darle cabezasos a la pared hasta voltearla y abrirnos un nuevo camino.

Saludos

Sílice dijo...

¡Gracias, dragón! lo probaré (jeje) espero no abrirme la cabeza en el intento.
Un beso y gracias otra vez por leer y comentar...

Ana Márquez dijo...

Yo me paso la vida haciéndome esas preguntas, reina. Una se pregunta por qué esas camadas de gitanillos que pululan entre la pobres chabolas se ven tan felices, tan sucios, con sus barrguillas gorditas y tiznadas entre los harapos, criados a la buena de Dios, jugando entre los escombros, sus madres más que parirlos, los soltaron en el mundo y allá se las apañen, y sin embargo están sanos y llegan sanos hasta la edad adulta. Después nos enteremos que otro niño, que nació entre algodones, que creció con todos los cuidados maternales, higiénicos, sanitarios, que fue vigilado a cada paso de su joven trayecto, se muere de cáncer (o se da un mal golpe, o se atraganta o yo qué sé) antes de cumplir los seis años..... A veces parece que la vida juega con nosotros a los enigmas, a marearnos, que juega con nosotros a las pu... adivinanzas. Y nosotros no podemos hacer nada, nos quedamos mirando el vacío, y preguntándonos, siempre preguntándonos, preguntándonos, preguntándonos, hasta que todo el cosmos se vuelve un inmenso, agotador, aplastante, insoportabale signo de interrogación. "¿Por qué?"

El poema sugerente y conmovedor, como siempre. Un beso.

Holbein el Joven dijo...

Querida Inma,
Sea el destino, el azar o la voluntad de Dios, la reflexión es "cosa tuya". Por si acaso recuerda a Sor Juana Inés de la Cruz:

Padezca, pues Dios lo manda;
mas de tal manera sea,
que si son penas las culpas
que no sean culpas las penas.

Pero solo por si acaso...
Un abrazo

Sílice dijo...

Querida Ana: Tus reflexiones, como siempre tan acertadas. Y casi siempre parece "tonto" hacerse preguntas que no tienen respuesta, pero nos las hacemos...
A mí cada vez me cuesta más creer en ese Dios que se supone que todo lo puede, pienso que todo es cuestión de fe, pero la fe es una virtud teologal, dicen, es un don. Y si a mí Dios no me concedió ese don me surge otra pregunta ¿por qué?
Por eso me resulta más "fácil" creer en el destino o en las casualidades...
De todos modos eso no me impide procurar vivir dignamente y lo más alegre que pueda, ya que aunque no sepa por qué estoy aquí la realidad (o el sueño) es que estoy aquí, así que hay que aprovechar los buenos y los malos momentos y aprender, siempre aprender de las vivencias y de los demás...
Yo me considero una mujer muy afortunada, visto lo que hay que ver en esta vida.
Un abrazo, guapa.

Sílice dijo...

Querido Guillermo, gracias por ser tan "fiel" en mi blog y en la radio. No sabes lo que me agradan tus poemas y lo que me divierten. En cuanto a lo que me dices de Sor Juana Inés de la Cruz: Padezca, pues Dios lo manda...
Sólo te digo que ahí pondría yo el final (aunque me excomulguen, je,je)
del poema tuyo del hombre cangrejo.
Un beso y gracias por tus palabras.

nacho lillo dijo...

la respuesta es nada ni nadie, sólo nosotros podemos intentar darle un sentido a sabiendas de que no lo tiene

lo que si lo tiene y mucho es ese oema tuyo de amaryamar

prometo hacer mis deberes

Luisa Arellano dijo...

Todo sucederá como está previsto, la naturaleza (cada cual que ponga el nombre que desee) es sabia y sigue su curso.

Te debo algún poema, a ver si puedo enviarlos prontito.

Un abrazo.

JoseAntonio dijo...

Inma

La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla.
Jorge Santayana (1863-1952) Filósofo y escritor español.
La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.
Lucio Anneo Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.
Un abrazo

Sílice dijo...

Querido Nacho, ¡qué alegria verte por aquí! Qué sepas que te leo y que siempre me deslumbra lo que escribes, porque además me siento muy identificada.
Me parece bien que hagas los deberes y a ver si me mandas algún escrito o poema tuyo que no sea muy extenso. Un beso.

Sílice dijo...

Luisa, amiga, ¿la Naturaleza es sabia? Pues si es así, como la mayoría de los genios a mí me parece un tanto loca y despistada...
Sí, por favor, envíame más poemas, los leeré con gusto. Siempre es agradable leer cosas bellas.
Un abrazo y gracias por seguirme.

Sílice dijo...

José Antonio, no puedo ver tu perfíl... a ver cómo puedo comunicarme contigo. ¡Qué alegría que hayas encontrado mi blog, primo!
Las frases que citas están llenas de sabiduría, pero siempre surgen las preguntas: La vida no se ha hecho para comprenderla sino para vivirla...pero ¿quién y por qué la hizo?
Por otro lado la rémora del mañana creo que está en los recuerdos del ayer...
Ya ves, todo es según el color del cristal con el que miras las cosas. Yo intento poner el blanco encima del negro, para obtener un color intermedio, o sea el gris. Esa es la cosa. Encontrar el equilibrio en la vida y, como siempre digo, ¡qué difícil!
Un abrazo.
Si puedes conectar por internet con la radio, igual puedes oírme algún miércoles. Y también puedes llamar si te animas.

Adolfo Payés dijo...

Perdón por no haber pasado antes. lo siento..
Un placer pasar por tu espacio..

Por problemas de salud estuve ausente estos últimos días,
ya me pondré a la altura de sus blog para comentarles..

Pido disculpas por no poder pasar por sus blogs..

Gracias

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas un feliz sin de semana..

Pd: ya te lo envío por correo..
Ahh eso si.. siempre leo todos los comentarios.. Todos..

Ana Márquez dijo...

Sil, guapa, te he dejado una participación de lotería en mi blósss, a ver si toca!! :-D Besitos

Graça dijo...

Sílice,

amei esse espaço, gostei do título sim, achei diferente e bonito, sonoro feito a explosão de uma 'bola de sabão' ou o estouro de uma bolinha de borracha.

A espada de Dámocles vem afirmar justamente isso: a efemeridade das coisas e da vida..

Já te sigo e vou voltar muita vezes.
Um grande abraço e felizes festas natalinas, com o perfeito amor d'Aquele que irá nascer, nosso Deus Jesus menino!

maria jose moreno dijo...

Precioso blog. Me alegro de haberte encontrado. Me quedo por aqui viendo más cosillas.
Me han encantado los versos

Sílice dijo...

Querido Adolfo, siento haberme quejado... después de hacerlo entré en tu blog (entro siempre en todos los tuyos porque me fascinan) y me enteré de que no te habías encontrado bien. Lo siento y espero que estés ya recuperado, para que no nos prives de tus letras. Y te admiro, porque no sé de dónde sacas el tiempo para leer todos los comentarios de todos los amigos que tienes, aunque no me extraña que tengas tantos porque te lo mereces.
Un fuerte abrazo y que pases unas felices fiestas con salud, dinero y amor...

Sílice dijo...

¡Gracias, Ana, a ver si toca...!

Un abrazo y Felices Fiestas!

Sílice dijo...

Graça, entré en tu blog también por curiosidad, pero tengo que volver a pasar para poder ir traduciendo. ¡Gracias por entrar en el mío y me alegra que te agraden mis poemas! Espero seguir en contacto contigo.
Un abrazo.

Sílice dijo...

También pienso leer el tuyo, María José. Y me alegra que te gusten mis versos. Espero poder seguirte y que me sigas...
Un abrazo.

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

A veces la incertidumbre de la vida me genera demasiada desesperación y ansío salir corriendo a una bruja que me diga que va a pasarme en mi vida asi sé como esperarlo.
Al instante me doy cuenta que no, que no me levanto para que nadie me diga mi destino porque quizás, esa desesperación, no sea más que una parte de mi, casi escencial.
Muy bello el poema del final.
Saludos.

Sílice dijo...

Lila, gracias por entrar. Muy bueno todo lo que escribes en tu blog y bellos y sinceros poemas. Te pedí que me los envíes, ¿lo harás?

Un abrazo y encantada de leerte.

La payasa... dijo...

Y como me gustaría saber del dentino, más allá de creer que ciertos argumentos de nuestras vidas están escritos desde antes, y saber que pasara más adelante.

Hay veces que me gustaría de quebrar los designiso del mismo cuando es un espejo en donde no me quiero reflejar y por otro lado el factor sorpresa del que vendrá.

Y esta incongruencia de saber y no, coexisten y dicen que no está mal; pero nadie habla de como manejar la ansiedad!.

Me encanto tu blog.

Saluditos

Sílice dijo...

Saluditos, "payasa". Y que vuelvas por aquí. Tengo que ver tu blog con más detenimiento. Mientras te mando un beso.

Mistral dijo...

*FELICES FIESTAS*
Mi deseo en estas fechas es, que todos tus deseos se cumplan.
Gracias por tus entradas que llenaron muchos vacíos, durante este año que se aleja.

Un saludo muy especial.

Antonio dijo...

Hola, si bien no soy muy dado a esto de los premios y demás, en este caso me he decidido a jugar y te dejé un “Premio Amante Literario” en mi blog; pasa a recogerlo, si te apetece, y participa en el debate que propongo.
Un saludo afectuoso

Jose Antonio dijo...

Inma; ¿La vida es bella? creo que si, ¿la botella ¿esta llena o vacia?; todo depende como lo quieras ver, los obstaculos se salvan, solo hay que tener capacidad para salvarlos.
Hay que preocuparse por las cosas que tienen solucion, las que no la tirnen ¿para que preocuparse? si se sabe que no tienen respuestas.
!la vida es "pa"vivirla! Vivela a tope, ya veras como viene cualquier jili..que la jo..., de, un abrazo de tu primo

Sílice dijo...

Mistral, la verdad es que te tenía un poco olvidado, ya sabes la falta de tiempo y por lo de la radio que me ocupa bastante. Pero tu comentario ha hecho que volviera a pasarme por tu blog y he recordado que me gusta mucho lo que escribes, así que a ver si te animas y me envías algo a la radio.
¡Gracias por entrar!

Sílice dijo...

Antonio, gracias por pensar en mí, para el premio. Ya te dejé un comentario en tu blog.
Un abrazo.

Sílice dijo...

Primo, me gustó lo que dijiste de la botella medio llena o medio vacía... A mi me gusta pensar que está "equilibrada", por eso el equilibrio entre todas las cosas es lo que yo trato de conseguir en la vida, aunque reconozco que es difícil...
Un abrazo y ¡gracias, por seguirme!