miércoles, 26 de noviembre de 2008

El principio

  
   Nunca tuve un blog. Siempre pensé que era un poco absurdo. Sin embargo, mi afán es comunicar, creo que hay cosas que sé y creo que hay cosas que saben los demás. Me parece que todos tendríamos la obligación de compartirlas y yo estoy dispuesta. He decidido utilizar este medio para hacerlo. No sé si habrá alguien más por ahí que le interese lo mismo. De momento, para mí esto será como un diario personal.
     Hoy día todos tenemos prisa, hay que correr para llegar a algún sitio, da igual el sitio que sea. A mí también me ocurre, pero voy a intentar sacar algunos mínutos para escribir aquí y que esto me sirva para reflexionar sobre las cosas que ocurren en la vida.
     ¿Os parece esto demasiado profundo? ¿demasiado "ñoño"? ¿demasiado demasiado...?
Si es así, decidmelo, dadme otras opciones, opinad, discutid... El final para mí será siempre la comunicación.

2 comentarios:

Luis Vea García dijo...

Yo siempre me pregunté por tu ausencia bloguera.

Antonio dijo...

Bienvenida al mundo bloguero. Tú eres una persona que tiene mucho que decir, cargada de vivencias, reflexiva, con gran facilidad de expresión cabalgando el la poesía adornada por la sutileza de tu ingenio... Eso es lo que he desprendido de la lectura de tus publicaciones, además de otras muchas cosas que hipotetizo... Te leeré y cuelgo en mis favoritos tu la dirección de tu blog. Un saludo afectuoso