martes, 30 de noviembre de 2010

El llanto / Radio 24-11


Le cerré los ojos
y después lloré.
Le leí un poema
y después lloré.
Le compré rosas blancas
y después lloré.
Recogí sus cosas
y después lloré.
La recuerdo cada día
y despues lloro...
y después lloro...
y después lloro...
y después...



En el programa del miércoles pasado tuvimos el gusto de hablar con Encarna  Carmona, a quien agradezco desde aquí la postal de Navidad que me envió, junto con unas fotos y unos sentidos escritos. (Un abrazo, Encarna). También llamaron nuestros amigos, Sebastian y Filomena.
Yo pude leer un bellísimo poema de Miquel-Lluís Muntané / Elogi de la tristesa, otro de Don Vito / Posteridad y uno de mi buen amigo J.I. Pidal Montes, magnífico poeta asturiano. El poema se titulaba: Sí existen. Un abrazo para todos.


8 comentarios:

Antonio dijo...

Amiga Inma, la ausencia es dura...
Besos

Sílice dijo...

Y el sentimiento de impotencia también, Antonio.
Un abrazo.
Ya se sabe que con estas fechas una se pone más nostálgica...

Francesc Cornadó dijo...

Demasiado llanto, demasiado llanto, esto no puede ser, tampoco estamos aquí para torturarnos, reivindico el buen humor, las anchoas, la impermeabilidad de la piel, el jamón y la razón, el canto de los pajaritos, los jardines botánicos y la huída de la pasión.

El poema es muy bueno.

Salud

Francesc Cornadó

Sílice dijo...

Es sólo un poema, Francesc, cuando quieras me apunto al buen humor y sobre todo a las anchoas...
Un abrazo.

Mortadel.la dijo...

Con "es sólo un poema" El llanto, se me ha encogido el alma.
Es duro pasar por eso, por un le cerré los ojos y después lloré...

Me dejas triste.

Saludos de una nueva vecina
Anna
Mortadel.la Casolana
Saludos, Silice.
Te mando ánimos...

Sílice dijo...

Pues no estés triste, Anna. Es bueno emocionarse y me alegro de haber conseguido que tú lo hicieras, pero luego el sol brilla más fuerte. Gracias por entrar y por tus palabras y veo que eres de Barcelona. Igual nos podemos ver algún día...
Un abrazo.

Mortadel.la dijo...

Pues claro! Iremos con Cornadó a tomarnos unas gambas, unas anchoas...
como Diós manda! Vale? Tengo ganas de conoceros a los dos! Besitos y adelante!

Sílice dijo...

Tendremos que hablar con Francesc, a ver después de las fiestas cuándo le va bien... Un abrazo.