martes, 17 de febrero de 2009

Sin pecado concebido


La lengua, tal como la usamos
.
Me pregunto si fuera de nuestro planeta habrá vida tal como la conocemos, o si quizá en otros lugares no exista el tiempo tal como lo conocemos. Entonces me levanto de la cama tal como nos levantamos, me como un yogur tal como nos lo comemos y hago una lista de la compra tal como la hacemos, porque en la nevera sólo queda un huevo tal como nos queda un huevo cuando nos queda tal como nos queda, cuando es un huevo tal como lo conocemos.
No he podido dejar de copiar aquí este magnífico "razonamiento" del blog de "sin pecado concebido", es de confianza y supongo que no le importará. La verdad, me encantaría escribir así, con esa ironía que me ha hecho pasar un buen rato...
Si tenéis tiempo, entrad en su blog a comprobarlo vosotros mismos.
(Por otro lado, aunque en realidad da igual el lado por el que lo miremos, esa foto es magistral y demuestra lo perfecto que llega a ser un huevo nos quede tal como nos quede)

2 comentarios:

Spc. dijo...

¡Gracias! Por supuesto que no me importa que hayas incluido mi texto, todo lo contrario. Ah, la foto no es mía, la saqué de google. Ahora que tengo cámara digital, a ver si hago una similar :-)

Sílice dijo...

¡De nada! Ha sido un placer y aunque la foto no sea tuya no deja de ser un huevo tal como lo conocemos y unido a tu escrito tal y como lo has escrito, me parece genial...

Un beso y todo mi cariño.

Inma